Pistolas y fusiles subcalibrados para instrucción

27/09/2015 - 07:44 - Historia y desarrollo de los Fusiles y Pistolas subcalibrados para instrucción, por Daniel Fernandez, Instructor de Tiro y representante de International Police Training en Argentina.

Los kits de conversión a subcalibres para entrenamiento de tiro fueron muy populares durante el período comprendido entre ambas Guerras Mundiales.
No es una novedad el diseño y desarrollo de las armas subcalibradas para instrucción. Hoy en la boca de todos debido a la gran oferta de clones de armas militares, sea de la mano de Walther- Umarex, Sig sauer, ISSC y tantas otras, sin olvidar las nuestras, muy queridas, conversiones de Venturini para la 1927 y las Ballester Molina Cal. 22 lr., debemos diferenciar los clones en 22 lr. de las conversiones de armas militares en grueso calibre para su utilización, con poca o nada modificación de su sistema operativo en un calibre menor, de bajo costo y que permitiera el entrenamiento en lugares cerrados y de escasas dimensiones.

Los kits de conversión a subcalibre para entrenamiento de tiro fueron muy populares durante el período comprendido entre ambas Guerras Mundiales. En Europa, los cañones subcalibrados de 4mm para la pistola Luger P.08 y para la pistola ametralladora Mauser C96 fueron comunes durante 1920 y 1930. (Recordemos que el 4mm era un calibre de fuego anular, para su uso en el tiro de salon, muy popular en aquella epoca).

Además, se desarrollaron versiones en calibre .22 LR de los fusiles y pistolas de servicio para entrenamiento militar en varios países, sin embargo pocos fueron realmente adoptados como tales y fabricados en grandes cantidades.

Muchos factores cambiaron con rapidez luego de la Segunda Guerra Mundial. La bomba nuclear y el rápido desarrollo de la tecnología militar durante este período cambiaron las tácticas y doctrinas militares hacia un ambiente de guerra altamente mecanizado. Con pocas excepciones, el foco sobre el entrenamiento militar sobre tiro y sobre las habilidades individuales con las armas ligeras recibió poca atención.

Sin embargo, en 1959, el Departamento de Investigación y desarrollo del Ministerio de Defensa del Reino Unido (UK MoD Armament Research and Development Establishment-ARDE) llegó a la conclusión que existía la necesidad de una versión calibre .22 LR, de su entonces fusil de combate L1A1, para el entrenamiento de los reclutas , en virtud del paso de un fusil de tiro manual ( cerrojo) a uno del tipo semi automatico. Ya con la experiencia previa en este tipo de campo en décadas anteriores, donde la instrucción de los cadetes era dada sobre armas de bajo calibre a fin de entrenarlos en el uso, cuidado y manejo del arma de dotación.

Se envió una solicitud de propuestas (RFP) a potenciales fabricantes ingleses y canadienses. En el verano de 1959, la compañía de armas ligeras de Birmingham o Birmingham Small Arms (BSA) introdujo una conversión calibre .22 de fuego anular para el fusil L1A1. La variante era realmente el fusil L1A1 convertido en forma permanente para ser capaz de disparar munición .22 LR. El fusil de entrenamiento de BSA tenía una precisión excelente pero era demasiado costoso y demandaba la aplicación de modificaciones al fusil.

Se fabricaron solamente algunos pocos L1A1 convertidos por BSA. Nunca fue adoptado oficialmente y el proyecto de disponer de un fusil de pequeño calibre para funciones de entrenamiento fue cancelado. Es interesante notar que, décadas más tarde, siguiendo la misma idea, el fabricante brasileño de armas, IMBEL, comenzó la producción de una versión de tamaño idéntico al original del FAL en calibre .22 LR. El FAL IMBEL .22, el cual aún está disponible, ha sido producido tanto en versión de disparo semiautomático y en versión de fuego selectivo.

Volviendo a Inglaterra, la idea de disponer de una alternativa al L1A1 volvió a ver la luz en la década de 1970. En ese momento, la firma Heckler & Koch construyó un Kit. de conversión en calibre .22 LR para el FN FAL. Con modificaciones menores, esta unidad de conversión también resultaba adaptable a los FAL ingleses. El Kit. de conversión de H&K fue originalmente desarrollado en la década de 1950 para el FAL FN de la infantería alemana, conocido como el G1. (Luego, se adoptaría la serie del G -3.

El Kit. de conversión L12A1 no es un arma de fuego en sí misma. Al menos hasta el momento en que esté instalado adecuadamente y pueda ser usado para disparar. El Kit. está compuesto de tres partes: cañón, conjunto del cerrojo y cargador. Un Kit. original L12A1 incluye dos cargadores para 20 cartuchos, los cuales, juntos con el cañón y el bloque o conjunto del cerrojo, están contenidos en una robusta caja de madera.

El cañón tiene una longitud total de 549 mm ( 21.6 pulgadas ), con seis estrías dextrogiro. Cuando se inserta en el cañón del fusil L1A1, ocupa todo el espacio interior hasta la boca del cañón. El perfil del cañón subcalibrado en calibre .22 LR respeta la forma del cañón y de la recámara del cañón 7.62x51 NATO y se ajusta firmemente al cañón original. Las paredes del cañón .22 son muy delgadas y se debe tener cuidado mientras se manipule el conjunto del cañón para evitar dañar al original. Luego de que el cañón es instalado dentro del ánima del original, el cargador y la espiga-guía del cerrojo impiden que el cañón subcalibrado se pueda extraer.

El conjunto del cerrojo .22 LR incluye: el cuerpo del cerrojo, la espiga-guía, el tope del cerrojo, el resorte recuperador y la guía del resorte recuperador la cual se integran al block como un solo componente, reemplazando así a la corredera y al cerrojo originales del L1A1.

El cerrojo calibre .22 LR está construído en una sola pieza, maquinada, partiendo de un bloque sólido de acero y pesa 6.3 onzas ( 180 gramos ). El frente o cabeza del cerrojo no tiene ningún rebaje ya que la recámara contiene en forma completa al cartucho.
La extractora, de uña única, tiene forma de “U” y está estampada en una sola lámina de acero. El expulsor o botador, es un pequeño perno hueco instalado dentro de la guía del cerrojo. La guía también opera como deflectora que expulsa las vainas servidas en forma lateral. Estas vainas se expulsan a una distancia de aproximadamente 2 metros independientemente del tipo de cartucho. El conjunto completo del subcalibre incluye una leva de montaje no separada como la del L1A1, original retraíble que se aplica para hacer ciclar el cerrojo calibre .22.

El dispositivo de alimentación del L12A1 es un cargador mono hilera para 20 cartuchos que está ubicado dentro de un cuerpo de cargador original del L1A1. Un cargador de este tipo presenta la configuración más confiable en lo que hace a la alimentación de cartuchos con pestaña como el .22 de fuego anular y opera en esta conversión en forma satisfactoria.

El cañón y el bloque de recámara también calzan perfectamente en el cuerpo superior del FN FAL, también, debido al patrón en pulgadas de los FALS del Reino unido, el Kit. de conversión del cargador opera correctamente con los L1A1 ingleses y australianos solamente.

Para evaluar la unidad, se montó el Kit. de conversión L12A1 en un FAL L1A1 australiano fabricado por Lifhgow. Excepto por pequeños detalles externos, la versión australiana de este fusil es muy similar a las construidas en Enfield y Birmingham, Inglaterra. En vez de tener un acabado pintado y horneado, el modelo australiano tiene una terminación parquerizada (fosfatada). Además, este último posee el ánima y la recámara cromadas para asegurar la extracción confiable de la vaina servida.
Tanto los L1A1 ingleses como los australianos fueron fabricados con culatas de madera pero muchas unidades inglesas fueron luego equipadas con culatas sintéticas, mientras que los modelos australianos tienen culata de madera dura nativa denominada “coachwood” (ramin o Ceratopetalum apetulea). La instalación del Kit. de conversión demanda quitar el cerrojo y la corredera originales e insertar el cañón .22 LR dentro del ánima del original. Luego de que el conjunto del cerrojo y el cargador se hayan instalado, el L1A1 queda lista para disparar. La leva de carga, el retén de cargador y el seguro operan en forma convencional, de igual forma que con el arma original.

Los Kit de Conversión nos ayudan a ahorrar dinero en la adquisición de munición, ya que estos, convierten a las mismas en Armas de Calibre .22 LR (Long Rifle); uno de los mejores creadores de estos Kits es el estadounidense Jonathan Arthur Ciener. Su apellido se ha convertido en punto de referencia para todos aquellos tiradores que desean adquirir estos Kits, sean para arma corta como para rifle. Según anuncia Ciener en su propia Web, sin apenas herramientas y en apenas pocos segundos, podemos convertir una pistola del calibre 9mm Parabellum en un arma del calibre .22lr. Una solución idónea para superar estos tiempos de dificultades económicas.

Esta es la gran ventaja que nos ofrecen los kits de conversión al calibre .22lr: permitirnos entrenar con más asiduidad y reducir al mismo tiempo los costes de munición.

Pero además del evidente ahorro económico, estos conversores tienen otra virtud importante, que no es otra que permitir al usuario disparar con su propia arma. Esto implica que, aunque se cambie del calibre, el tirador ya está familiarizado con el agarre de su pistola, su manejo, el recorrido de su disparador, la posición de sus elementos de puntería… es decir, su entrenamiento con esta pistola convertida al calibre .22lr será de lo más efectivo. Hablando de entrenamiento y de tiro deportivo. Llegados a este punto a muchos tiradores les surge la duda de qué pistola comprar, y sobre todo, en qué calibre hacerlo. El Kit. permite el tirador disponer de prácticamente dos armas en una, pudiendo entrenar y practicar con el Kit. del .22lr, al mismo tiempo que posee una pistola en calibre 9mm Parabellum.

Piezas de un Kit. Conversor:

Cada día hay más modelos distintos de kits conversores. Como ya hemos dicho, Arthur Ciener es el gran referente del mercado internacional, aunque en los últimos años otras compañías como Advantage Arms, viendo la creciente demanda de este tipo de productos, se han lanzado a la fabricación de estos kits de conversión. Por lo general, los kits de conversión constan de una corredera, un cañón y un cargador del calibre .22lr. Con sólo estas tres piezas básicas, una pistola del calibre 9mm Parabellum se puede convertir al calibre .22lr en apenas unos segundos. Y viceversa; cuando queramos recuperar el arma en su calibre original, sólo tenemos que desmontar el Kit. e instalar en nuestra pistola el cañón, la corredera y el cargador original. Dependiendo del modelo de pistola a convertir.

El estadounidense Jonathan Arthur Ciener es el gurú de los kits de conversión al calibre .22LR (Long Rifle). Su apellido se ha convertido en santo y seña para todos aquellos tiradores que desean ahorrarse un buen dinero en munición, tanto para arma corta como para rifle. A pesar de que la munición del calibre 9mm Parabellum no es de las más caras del mercado, si cada día que fuéramos al campo de tiro vaciáramos por ejemplo cinco cargadores de 15 cartuchos cada uno, nos estaríamos gastando una buena suma en munición. Si por el contrario, esos cinco cargadores en vez del calibre 9mm Parabellum fueran del calibre .22lr, uno de los cartuchos más variados y económicos del sector, el ahorro en costes sería más que notable.
Esta es la gran ventaja que nos ofrecen los kits de conversión al calibre .22lr: permitirnos entrenar con más asiduidad y reducir al mismo tiempo los costes de munición.

Piezas del Kit. conversor para pistolas CZ

Cada día hay más modelos distintos de kits conversores. Como ya hemos dicho, Arthur Ciener es el gran referente del mercado internacional, aunque en los últimos años otras compañías como Advantage Arms, viendo la creciente demanda de este tipo de productos, se han lanzado a la fabricación de estos kits de conversión.
Pero, repetimos: ¿en qué consiste uno de estos kits?, ¿qué piezas lo componen? Para responder estas cuestiones, nos centraremos primero en los kits para arma corta, ya que son los más utilizados y extendidos entre los tiradores. Por lo general, los kits de conversión constan de una corredera, un cañón y un cargador del calibre .22lr. Con sólo estas tres piezas básicas, una pistola del calibre 9mm Parabellum se puede convertir al calibre .22lr en apenas unos segundos. Y viceversa; cuando queramos recuperar el arma en su calibre original, sólo tenemos que desmontar el Kit. e instalar en nuestra pistola el cañón, la corredera y el cargador original.
Dependiendo del modelo de pistola a convertir, el precio de estos kits oscila entre los 350 y los 450 euros. Por ejemplo, Ciener fabrica una gran variedad de kits de conversión para multitud de modelos de pistola. En concreto, para varias versiones de Colt (entre ellas la clásica 1911A1, la Gold Cup, la Commander y la Officer), para la Beretta 92, la Taurus PT92 y PT99, la Browning Hi-Power, y para una decena de modelos distintos de Glock.

Kit de conversión al calibre .22LR para pistolas Kimber

Antes de pasar a analizar los kits de conversión para rifles y carabinas, debemos destacar un producto específico para pistolas Glock y modelos tipo 1911 que ha lanzado la firma Advantage Arms. Según aseguran en la portada de su Web, un Kit. de conversión del calibre .22lr se amortiza en una pistola del calibre 9x19mm después de haber disparado 1.000 tiros.

Para confirmar esta aseveración, los responsables de Advantage Arms realizan una sencilla regla de tres. Es decir, si un cartucho del calibre 9mm Parabellum cuesta 0,30 dólares, y uno del calibre .22lr cuesta 0,03 dólares, los 249 dólares que cuesta el Kit. conversor en Estados Unidos, estarían de sobra amortizados después de efectuar esos mil disparos.


La compañía alemana SIG Sauer ha lanzado al mercado un nuevo Kit. de conversión al calibre .22lr compatible con muchas de sus pistolas. Este Kit. conversor está compuesto por una corredera, un cañón y un cargador con capacidad para 10 cartuchos del calibre .22lr. La corredera también cuenta con su propio sistema de miras ajustables. (Aclaro aquí, a no confundir con la Sig Sauer Mod. Mosquito, que si bien ha sido muy criticada cumple la función de “trainer” sin mayores problemas, salvo su preferencia por munición CCI Mini MAG.)

Este Kit. de conversión puede acoplarse a numerosos modelos de pistolas SIG Sauer. Entre ellas, la P220, la P226, la P228/P229 y la P228/P229 SO. También es adaptable a todos los modelos Match de tiro de precisión, como por ejemplo la popular X-Five.
Otro modelo con el que no debemos confundirnos es con el de ISSC, una pistola Austriaca cal. 22 lr. similar a la Glock solo en su aspecto externo, hasta que reparamos en un pequeño martillo trasero que nos da la pauta de la diferencia mas notable, la ausencia del sistema “Safe Action”!
Afortunadamente he podido testear estos modelos, tanto de ISSC, como de Sig Sauer, siendo ambos excelentes “Trainers” aunque, repito, muy “exquisitos” con el tipo de munición, presentando ambos una increíble precisión en el disparo. Seguramente mas adelante presentaremos un artículo sobre estos clones para instrucción, aunque no es ahora, el objetivo de la presente nota.
Pero, que pasa actualmente con las armas largas? Hablábamos del FAL , ahora en desuso por Inglaterra tras su cambio al SAR 80, aquí entra en juego el Cadet L 98 A1:
El Rifle Enfield L98A1 Cadet

El ENFIELD 5,56 mm CADETE GP RIFLE - L98A1
y el 0,22 L41A1 RF Heckler & Koch Kit. - conversión para el L85A1 (SA80)
El rifle L98A1 es un fusil (0.223 "), no automático, la versión modificada del “ arma individual "( Individual Weapon) L85A1 -. SA80 rifle para el “Servicio de Cadetes” y el uso de la formación. Cada cartucho se carga de modo semiautomático y no hay otra opción, ya sea para el fuego selectivo semi-automático o totalmente automático, como se dispone en el L85A1 ( y del que esta versión carece como alternativa). Este esquema de entrenamiento es de uso corriente por los militares británicos, aunque no hay un modelo de reemplazo hasta la actualidad (Recordemos que en artículos anteriores hablamos de las serias dificultades que presento operativamente el SA 80). La intención es proporcionar a la fuerza de cadetes con una versión semi-automática de la L98A1, se cree que en los próximos años, este rifle todavía excluiría cualquier opción para un verdadero selector a fusil de fuego automático.
Como el fusil estándar, este fusil está equipado con miras de hierro, pero también puede ser equipado con un visor 4 SUSAT- visor óptico- (Unidad de visión, para armas pequeñas, Trilux) - el L85A1 - SA80, para lo cual el L98A1 es la versión de entrenamiento.

También se fabricó una versión equivalente de la L86A1 LSW (Arma de Apoyo Ligero). El LSW estándar está equipado con un cañón más largo y bípode.

Vayamos un poco mas atrás en la historia de los subcalibrados, siguiendo el ejemplo Británico:
Ya Inglaterra había utilizado subcalibrados para el entrenamiento de tropas durante la Primera y Segunda guerra Mundial, siendo infinitos los modelos fabricados por Enfield. La característica común de estos modelos, era que se utilizaba un cartucho del .303, como “transporte” y recamara de un sub. Calibre .22. La munición “Dummy” del 303, llevaba dentro un cartucho del .22, se utilizaba la misma acción de cerrojo y alimentación, sobre un cañón subcalibrado introducido dentro del cañón original.
Entre las versiones mas conocidas, podemos señalar la Parker AG "cum 0.303 .22", o el .22 Nº5. y el final, el Nº8.

Rifle calibre .22 N º 5 de “Primera Instancia”

Este rifle de prueba fabricado por BSA de Shirley, en última instancia se convirtió en el 0,22 Cal Número 8 Rifle, aunque no antes de una serie de cambios significativos. El rifle .22 Cal N º 5 ha sido diseñado como un pequeño rifle calibre 22 de precisión, objetivo ambicioso en comparación con los tradicionales rifles de calibre .22 de formación del pasado que trataron de duplicar las características de sus hermanos mayores. Su diseño se basó, como se sugiere en su nombre, en el Rifle N º 5. Sin embargo, aquí es donde se acaban las similitudes más o menos.

El rifle en su forma original se compone de:
1. Culata del Enfield Mod. No 4.
2. Un poco más corto en longitud
3. Guardamanos del tipo Enfield Nº5, pero acanalado como los primeros Nº4.
4. Un almacén cargador de Rifle Nº 5. (Que permitía la utilización de “transportadores”, cinco en total, de cartuchos subcalibrados 303 a .22 lr.) Aparato de puntería micrómetro graduado de 25 yardas, 50 y 100 completo con ajuste de deriva y la selección de apertura múltiple a través de un disco giratorio.
6. Una serie de pernos internos y las diferencias de activación. (Cambios en la pestaña de algunos cerrojos, según el modelo o la necesaria utilización de una herramienta especial para sacar las vainas de los cartuchos “Dummy” o “Transportadores” según la nomenclatura Inglesa.)
Estos fusiles mostrarán el M-47C y estampado de 1945 sobre la buttsocket de la izquierda y el número de serie será precedido por T1. Los números de serie van desde 0001 hasta 0102.

Les dejo como curiosidad un modelo básico, antiguo e interesante que nos muestra la visión de los militares Europeos ya a fines del siglo IXX:

Cañón-Morris .297/.230 calibre .22 y anular.
________________________________________
El Departamento de Guerra en la "Lista de Cambios en el material de guerra británico" (Línea de Control - 4452) muestran la fecha de aprobación para la introducción del primer tubo (cañón) con el objetivo - para el rifle Martini Henry .577/450 - como 14a. Noviembre de 1883. La patente de la misma había sido solicitada por el inventor, Richard Morris, el día 25. de abril de 1881.
El equipo se ha descrito oficialmente como "Tube, Morris, Martini-Henry Rifle, (Mark I)"
La carabina ve la luz poco más de dos años después.
Hay anuncios y referencias en despachos internos del Departamento de Armas de la Corona Britanica, que se encuentran para el uso del tubo ( cañón subcalibrado) de Morris en las conversiones Snider (el primer fusil británico de retrocarga en servicio que se introducia) del cartucho Mod. 53 (1853)- fusil Enfield.
Cuando los fusiles Martini-Henry se convirtieron en 0.303 CF (Center Fire o Fuego central), inicialmente con cañones Metford y, finalmente, con estrías Enfield, los tubos subcalibrados fueron introducidos con el objetivo de la adaptación de los rifles de paso total de estría en el cartucho de Morris .297/230 en miniatura para con fines de formación - instruccion. Estos tubos eran necesariamente de paredes delgadas en comparación con el tubo original con el objetivo de utilizarlo para el cañón de 0.450 Henry.
Originalmente un Enfield 1874 fabricado (Martini Henry Carabina II) , sus marcas muestran que se han convertido en un principio a un Martini- Metford 0.303 Carabin "III en 1893. A diferencia del cal 0.22" Tubo (cañón) con el objetivo de la SMLE, que es de una sola pieza y se desliza en el orificio de la parte posterior con el tornillo quitado, esto no es posible con la acción de Martini. En cambio, la unidad se consolida en dos piezas. El tubo estriado está ajustado de la boca del cañón, y la sección de la recámara se muestra más arriba y se coloca a través del receptor. Una herramienta de bloqueo se utiliza para mantener la cámara de Morris y evitar que se afloje, al mismo tiempo, el cañón .22 lr se atornilla en el desde la boca del cañón.

Sin duda, estos modelos sirvieron de entrenamiento a miles de reclutas y fueron utilizados, vale como anécdota, durante la primera Guerra Mundial como “trainers” para los primeros aspirantes a la escuela de Francotiradores.
La misma idea , pero al otro lado del mundo:
También hay ejemplares en el Bloque Oriental, un claro ejemplo es el WASR - 22, clon del AK47, construido en Rumania.
Es interesante que para esta carabina, se ocupan alrededor del 80% de partes de los AK reales. Fabricado por la firma ROMARMS, funciona con sistema de bloqueo directo por inercia, como una carabina 22 lr normal, estando inutilizado el sistema de gases. Un detalle a tener en cuenta, es que solo funciona sin trabas con munición de Híper velocidad. La capacidad de los cargadores, es de diez cartuchos.
La unión Soviética también modifico algunos AK 47 para su utilización como “trainers” en cal 22 lr, a diferencia de los modelos Rumanos, la capacidad del cargador es de 20 cartuchos y algunos ejemplares permiten su utilización en fuego automático.
De mas esta decir que EEUU cuenta con innumerables opciones a la hora de subcalibrados 22 lr para sus infinitos modelos de AR 15, eso seria un articulo en si mismo, pero destaco aquí, sin embargo, que su utilización no es prioritaria dentro del entrenamiento, por lo que no esta estandarizado, como en otros países y por lo tanto no me extenderé en ello. Vale decir, que el simple cambio del conjunto de cerrojo y cargador lo hacen funcional, ya que el cañón del 223 es del mismo diámetro que el 22lr, por lo que no representa mayor inconveniente. (Si afecta a la precisión, que si bien es aceptable, no es optima). Mucha información sobre estos kits se puede encontrar en la Web, generalmente en modelos comerciales de fácil adquisición en el país del norte.

Como vemos, una solución ingeniosa para un “problema” antiguo. En otra entrega hablaremos de los “clones” cal. 22 lr de las armas militares y su utilización en el campo de la instrucción.

Hasta la proxima!

Compartir este contenido.

Deja tu comentario con Facebook

Buscar en clubdearmas.com


Estado
Categoría